viernes, 9 de marzo de 2018

La mano invisible

Crítica social en estado puro centrada en el obsoleto sistema laboral occidental, que a través de una puesta en escena sencilla y directa ofrece una cruda visión de los miedos e inseguridades que los trabajadores sufren hoy en día. Para ello hace uso de once empleos corrientes y representativos, con los que casi todos podemos sentirnos identificados, usados como atracciones de feria en un espectáculo sin sentido ni explicación aparente para quienes lo sufren en la ficción, pero con un potente mensaje para el espectador real que lo presencia. Una fábula difícil de asimilar por las incómodas preguntas que plantea y las peliagudas situaciones que muestra, aunque necesaria por estas mismas razones.  

Mi puntuación: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!