martes, 16 de febrero de 2016

Zoolander: Un descerebrado de moda

Sentimiento de rechazo es lo que provoca ver el look de sus protagonistas, conocer la trama de la película o simplemente leer el desafortunado título español, algo lógico y comprensible. Pero si uno se atreve a desfilar por esta parodia sobre moda, descubre que su crítica irónica de este singular mundillo tiene cierta gracia, y aunque te esfuerces en evitarlo, es capaz de arrancarte más de una risa, objetivo prioritario que debe cumplir cualquier comedia. Aún así cae en chistes soeces e infantiles que intentan compensar con una comitiva de famosos haciendo breves cameos que permiten disfrutar y divertirse mínimamente de un producto estrafalario y absurdo como pocos.

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!