viernes, 12 de junio de 2015

Standby for Tape Back-Up

El director, y a la vez narrador de la película, hace uso de una vieja cinta de VHS familiar para abrir su corazón y explicarnos la relación con su abuelo, además de divagar sobre otros pensamientos existenciales. Encajando sus palabras con cuatro o cinco cortes de vídeo, a veces incluso a ritmo de hip hop, recorremos su historia personal, descubrimos sus sentimientos más profundos y nos hace reflexionar sobre la vida en general de un modo extraño a la par que interesante. Sea realidad o ficción lo que nos cuenta, lo importante para no aborrecer este insólito experimento es que te conmueva de un modo u otro su apasionado monólogo de apenas sesenta minutos de duración.

Mi puntuación: 6/10

































Otras reseñas de "El Club del Cinéfilo".

2 comentarios:

  1. Que suerte que te haya gustado, la veradad es que aquí no hay vuelta de hoja, o te encanta la película o la detesta, a mí me pasa igual, es muy difícil quedarte en medio.
    Muy buena minicrítica

    @Cinefila_91

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hay extremos cierto, algunos la aborrecéis y a otros nos ha gustado, y la verdad es que son normales ambos puntos de vista al ser una propuesta tan diferente y arriesgada. Lo que está claro es que no deja indiferente. Gracias por tus palabras ;)

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!