martes, 16 de junio de 2020

Redacted

Un experimento más de nuestro apreciado director Brian de Palma, quien en esta ocasión se embarca en una cinta antibélica filmada como un documental compuesto de una amplia variedad de falsos vídeos recogidos de grabaciones de soldados, cámaras de seguridad, trozos de otra supuesta película, reportajes de varias cadenas de televisión e incluso de una página web fundamentalista. La idea a nivel formal, aunque ya está muy vista en otros géneros, es ciertamente original, pero la trama, basada en escalofriantes hechos verídicos, es relatada a base de estereotipos constantes, dando además la impresión de haberse escrito, grabado y montado con premura, por lo que el resultado es un largometraje excesivamente confuso donde el mensaje de denuncia que se intenta transmitir acaba diluyéndose en su propio planteamiento.

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!