martes, 21 de enero de 2020

Aguas oscuras

Un material de uso cotidiano pasa a convertirse en una especie de maldición universal gracias al desatino de una gran corporación química. En forma de drama legal se nos desvela tal amenaza contra nuestra salud, basculando entre lo conmovedor y lo inquietante, sin pavonearse en discursos morales o éticos y dejando que las evidencias hablen por si mismas. Lo más fácil habría sido tirar por la vía directa, emocional y panfletaria, pero el director Todd Haynes opta por la sencillez expositiva y técnica, dejando que el peso de la historia recaiga sobre los hombros del personaje interpretado por un inspirado Mark Ruffalo alejado, muy alejado, de ese vengador verde que le ha dado fama y fortuna. Cinta de denuncia comprometida con la verdad, no se la pierdan.

Puntuación @tomgut65: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!