lunes, 5 de enero de 2015

Big Eyes

El mejor modo de disfrutar esta película es no sabiendo nada de los hechos reales en los que se basa, así los pequeños giros y la incertidumbre de su desenlace te mantendrán enganchado a pesar de lo plana que resulte en general. Una motivación extra es el atrayente dúo protagonista que ofrece unas buenas actuaciones con un Christoph Waltz interpretando su papel estándar de tipo encantador con intenciones ocultas. Se agradece además que Tim Burton haya dejado de lado su reiterativo estilo gótico y a sus actores fetiche para ofrecer algo distinto que, aunque no sea su mejor trabajo, mejora los últimos realizados.  

Mi puntuación: 5/10

































Otras reseñas de "El Club del Cinéfilo"

Crítica de "Ravenheart".
Crítica de "Aleucine".
Crítica de "Calle Baker".
Crítica de "Ocio en pocas palabras".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!