jueves, 14 de enero de 2021

Gambito de dama (Miniserie)

Los inmensos ojos de Anya Taylor-Joy marcan la pauta de esta miniserie nexfliniana, porque la actriz norteamericana basa en el hieratismo su trabajo, y es su mirada, unas veces perdida y otras fijada, la que expresa lo que no plasma el resto de su semblante. La joven intérprete ha irrumpido con fuerza en el panorama visual internacional, tanto en cine como en televisión, y motivos no faltan para tenerla en cuenta de cara al futuro, sobre todo si continúa aprovechando con solvencia las oportunidades que seguro le irán llegando. Pero no son únicamente para su lucimiento personal las siete entregas de este serial, hay mucho más que rascar al ser un tratado sobre la genialidad, las adicciones, la superación personal y la libertad individual.

No es una producción que destaque en realización, ambientación o profundidad psicológica, tampoco desmerece en ninguno de estos aspectos, no obstante, el conjunto funciona en todos ellos gracias a la solidez de la historia, mérito exclusivo del autor de la novela original, Walter Tevis, un escritor que reflejó admirablemente a un genial perdedor como Eddie Felson en sus obras "El buscavidas" y "El color del dinero", llevadas al cine en adaptaciones ya legendarias. Aún más, personificar un innato talento superior en una mujer, y situarla en un ámbito tan masculinizado como el del ajedrez, rompe esquemas y da en el centro de las reivindicaciones feministas que en la actualidad se hallan en plena ebullición. Por esto, por aquello o por lo de más allá, la cuestión es no perdérsela.

Puntuación @tomgut65: 7/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!