lunes, 21 de septiembre de 2020

El gato con botas

El 3D apenas aporta algo relevante al cine en general, salvo en contadas ocasiones, y este largometraje de animación no es una excepción, introduciendo con calzador escenas mareantes y en primera persona para justificar el coste extra de la entrada. Aún así, hay que reconocer que entretiene con solvencia, a lo cual ayuda su brevedad y su directa y superficial historia, que sobrevive a duras penas enganchando algunos gags ocurrentes, y a pesar de ser un spin-off de otra saga, a nivel técnico está hecha con más esmero de lo que cabría esperar. Al final el principal problema es que carece de la ironía y el humor continuo y desenfadado de las dos primeras entregas de Shrekaunque mejora mínimamente las dos últimas, lo cual no era demasiado difícil.

Mi puntuación: 4/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!