miércoles, 9 de julio de 2014

Open Windows

El guionista y director español Nacho Vigalondo consigue de nuevo una gran película que cumple con las expectativas creadas gracias a una historia clásica adaptada a los tiempos que corren de un modo innovador y sorprendente. En la superficie tenemos unos buenos actores que se desenvuelven con soltura dentro del ritmo frenético al que nos somete la trama pero lo que cala más hondo es el trasfondo que retrata a nuestra sociedad de un modo inquietante y por desgracia bastante realista. El resultado final es un largometraje con algo que decir, comercial y sobre todo rabiosamente entretenido.

Mi puntuación: 8/10

































2 comentarios:

  1. Deduzco, entonces, que se puede ver sin temor a equivocarse. ¿No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la recomiendo aunque he leído críticas poco favorables. Lo que es un hecho es que entretiene desde el primer minuto, ahora sólo falta que creas lo que te cuentan y que el modo de hacerlo te capture. Si la ves ya me darás tu opinión y aceptaré las reprimendas oportunas si no te gusta ;) ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!