domingo, 6 de marzo de 2016

Hazme reír

Demasiado pretenciosa y con aires de grandeza, es preocupante el empeño de su director y guionista Judd Apatow, en realizar comedias con una duración desorbitada que se hacen eternas como ésta. Aún así empieza con buen pie, aunque poco a poco la película va centrándose en una de las partes menos interesantes de la historia, que en este caso como en tantos otros, es un amor imposible. Al final, el abuso de chistes sobre miembros viriles y flatulencias resulta bastante cansino, al igual que el actor protagonista, quien acaba siendo superado en gracia y talento interpretativo por todos los secundarios que le acompañan.

Mi puntuación: 4/10



2 comentarios:

  1. Concuerdo totalmente contigo. Recuerdo que me la habían recomendado y cuando la vi me pareció vulgar y soporífera. Una de esas pelis que no entiendo cómo pueden gustar tanto a la gente. Además, Adam Sandler no es precisamente santo de mi devoción.

    Un saludo!! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que tenemos gustos parecidos, la verdad que quiere ir de profunda pero luego tira de cada chiste que da vergüenza ajena. Y Sandler bueno, creo que sólo no le he aborrecido en una película. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!