sábado, 30 de septiembre de 2017

La buena esposa

Joe Castleman recibe el premio Nobel, y agradece públicamente a Joan, su mujer, su apoyo. Conforme se acerca el momento de la entrega una tensión contenida se apunta discretamente en pequeños gestos, en frases sueltas sutilmente discordantes, sobre los libros escritos, la vida en común o la obra de un hijo frustrado que quiere empezar su propia carrera. Al final de la película, el espectador se da cuenta de que debe reinterpretar las expresiones y los comentarios de los personajes desde el principio, con una Glenn Close que ofrece una gran actuación, la mejor en mucho tiempo, en la que una creciente tormenta interior apena emerge bajo un perfecto autocontrol. Una historia muy bien construida, de la gran mujer tras un hombre que quizás no está a la altura.

Puntuación @cineencines: 7/10


Mini crítica de @pabloaguilargm

La sección oficial del festival de San Sebastián se clausura con esta coproducción fuera de competición sueca e inglesa. Y con esta película también cerramos nuestra cobertura. Un largometraje que no desagrada donde lo más destacable es la majestuosidad de sus intérpretes principales: Glenn Close y Jonathan Pryce. Su compenetración es tan sistemática que desprenden ternura y saber estar al espectador. De hecho, se empatiza desde el primer plano con ellos. Una cinta que entretiene sin molestar.

Puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!