martes, 23 de julio de 2019

Venganza bajo cero

Liam Neeson, tan carismático como siempre, es de nuevo un buen ciudadano que ante la pérdida de su hijo busca tomarse la justicia por su mano. A pesar de ser un remake, esta película tiene entidad propia y funciona bien durante la primera hora, con un ritmo sostenido, un malo relamido y contradictorio y una buena porción de un humor negro y tan frío como el invierno en el que transcurre, aunque al final decaiga un poco. Las escenas de acción están bien rodadas, en unos paisajes impresionantes y bien aprovechados, y la cinta resulta entretenida, aunque los personajes sean un poco esquemáticos y nos choque que exista tanta sangre fría, tanta falta de escrúpulos y tanta eficiencia en un ciudadano corriente convertido en justiciero.

Puntuación @cineEnCines: 6/10

*Hemos tenido el gusto de ver esta película en el Odeón Sambil, que ha instalado el modelo Samsung Onyx de pantalla de 10,2 por 5,4, con tecnología LED. Su luminosidad, que emana de la pantalla, es 10 veces superior a la que se consigue a través de la proyección y los negros son intensos al no tener ningún reflejo desde el proyector. La experiencia es sorprendente, luces, negros y colores de una intensidad sorprendente, acompañados de un sonido envolvente. La experiencia puede compararse a ver el mundo a plena luz en un día excepcionalmente claro, con todo detalle, y realmente impresiona cuando comienza la película. Posiblemente estamos ante la tecnología del futuro del cine, y es un gusto poder gozarla desde ya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!