martes, 15 de enero de 2019

Gente que viene y bah

Bea tiene una vida perfecta, hasta que ella misma se pone la zancadilla. Su vuelta a su casa natal, a sus recuerdos de infancia y a una familia un tanto especial da lugar a una serie de peripecias amable, poco sorprendentes, y a algún momento divertido, como los diálogos con el sobrino preadolescente y nihilista convencido. Todo está lleno de tonos pastel, la fotografía, la historia, y la mayoría de los personajes, en un cuento que nos hace pasar un rato entretenido, sin esforzarse demasiado por ser verosímil. Lo mejor son las actrices, Carmen Maura en plena forma como la madre excéntrica, Clara Lago como una Bea muy querible, y la siempre estupenda Alexandra Jiménez que se esfuerza por dar coherencia a la hermana alcaldesa, a pesar de que el guion no acompaña.

Puntuación @cineEnCines: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.