martes, 25 de septiembre de 2018

El reverendo

Esta película impacta. Los planos cuadrados, a menudo simétricos, muestran un mundo estático, desangelado, mortecino. Las casas son frías, poco acogedoras, la iglesia aparece vacía, ni siquiera parece haber vida en los bosques ni alegría en los cánticos de los coros. Las personas parecen siempre constreñidas, como bajo presión, y la cámara nos muestra su fragilidad de forma implacable. Ethan Hawke destaca en una actuación madura, magistral, dando vida a un personaje atormentado y triste, íntegro pero vulnerable, entre la fe y la duda, que añade a su drama personal una sincera preocupación ante las evidencias del cambio global. Es un relato fascinante y demoledor, que solo pierde algo de gancho en un final inesperado.

Puntuación @cineEnCines: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!