martes, 4 de septiembre de 2018

Cuando los ángeles duermen

La vida de un vendedor de seguros se complica cuando se cruza con la de unos adolescentes que quieren disfrutar de una noche loca. La película tiene una buena factura técnica, y el director consigue crear y mantener la tensión y el interés, si bien a veces hay unos giros en el guion que cuesta creer, y los personajes de las chicas no terminan de cuajar. Sin embargo, la relación entre Julián Villagrán y Marian Álvarez funciona y el primero hace un excelente trabajo, pasando de ser un hombre rutinario agobiado por el trabajo y las demandas familiares a la de una persona que lucha por su supervivencia de forma feroz, consiguiendo que nuestra simpatía esté de su lado a pesar de los pesares.

Puntuación @cineEnCines: 6/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!