jueves, 1 de febrero de 2018

Déjate llevar

Hay muchas variaciones sobre el tema “comedia romántica”, y esta película es una en la que se intenta dar más fuerza a la comedia que al romanticismo. El humor se dibuja con trazo gordo, abundando en figuras como la del psicoanalista excéntrico y judío como una versión italiana y extrovertida de Woody Allen, la de la profesora de aerobic vivaz, desnortada y un poco Cenicienta, y la del  director de gimnasio con más músculos que raciocinio. La película se mantiene por la simpatía y el magnetismo de los protagonistas, que se emplean a fondo y entre los que hay buena química a raudales, y compensan con un buen trabajo y mucha simpatía un guion deslavazado con chistes cogidos por pinzas. Visible y olvidable.

Puntuación @cineEnCines: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!