viernes, 23 de junio de 2017

Selfie

La vida de un joven burgués, un hijo de papá con todas las de la ley, cambia radicalmente cuando su padre es enviado a la cárcel. Es interesante que la cuarta pared se derrumba, los personajes se refieren todo el tiempo a la presencia de la cámara y al hecho de que están siendo grabadas, lo que crea un cierto sentimiento de incomodidad, al convertirnos en mirones que han sido descubiertos, a lo que se une una profunda vergüenza ajena, por los comportamientos de los que somos testigos. Si el cine es crear emociones, esta película lo logra, de manera original y audaz. La fórmula pierde un poco de fuerza en la segunda parte, pero con todo es digna de verse, una provocación con sentido y una buena porción de ironía.

Puntuación @cineEnCines: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!