jueves, 12 de enero de 2017

¿Tenía que ser él?

Stephanie va a presentar su novio a su familia aprovechando la Navidad, un encuentro que estará lleno de sorpresas y de conflictos. Así empieza una comedia sobre el tema tantas veces visto del enfrentamiento entre suegro y (posible) yerno, con algunas situaciones divertidas, pero en general el tono es excesivo y el humor tan grosero, previsible y facilón, con bromas que se repiten tanto que producen más hartazgo que risas. Lo mejor sin duda es el reparto, con actores que prestan credibilidad a sus personajes a pesar de un guión poco menos que imposible. Una película entretenida a lo sumo, pero desde luego olvidable.

Puntuación @cineEnCines: 4/10


2 comentarios:

  1. Buenos días!

    Me gustan ambos actores. Pero después de ver el tráiler, como que paso de verla. No me llama nada la ateción!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, la verdad que si no te gustan este tipo de comedias es mejor dejarla pasar, pero sin duda los dos actores masculinos elegidos son el principal reclamo y aunque sea por ellos se puede disfrutar minimamente. Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!