miércoles, 27 de abril de 2016

Zoe

Un cronometro y una madre con su hija, es lo único que vemos a lo largo de este minimalista trabajo que tiene un marcado corte documental, rodado en su totalidad durante siete días. Mediante un ritmo quizás demasiado lento, la trama nos va mostrando la situación familiar en un fallido intento de ahondar en nuestras emociones. Teniendo en cuenta que todas las actrices son familia, y que su director lleva más de una treintena de años en el mundo de los documentales, no es sorprendente la naturalidad con la que está grabado este film que destapará nuestro lado más maternal y tierno. Aún con ello, uno de los trabajos más intrascendentes de la sección oficial del Festival de Málaga 2016.

Puntuación @Ceduloide: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!